Aquí tenéis el texto sobre Pablo Picasso que escribió Pedro Calleja para el libro “Los Superpoderes del Arte” ilustrado por Brianda Fitz-James Stuart. Es un cuento inédito. No aparece en el libro. ¡Un regalazo! En exclusiva para PLOM.

Lord Omega y Madame Nada viajan al París del año 1937 con ganas de romper cosas. Odian esa ciudad porque está repleta de Obras de Arte.

–¡Esta ciudad apesta a Arte! –se queja Nada.

–¡Es la capital de los pintamonas! –responde Omega.

Un pintamonas no es una persona que pinta monas, sino un artista que dibuja monigotes. O, dicho con otras palabras, un artista que crea obras que dan un poco de risa de lo extrañas que son.

Omega y Nada piensan que el más pintamonas de todos los pintamonas de París es Pablo Picasso, un pintor tremendamente original que ha inventado nuevas maneras de retratar la realidad. No entienden que se haya hecho tan famoso por pintar cuadros donde las personas tienen un ojo encima del otro o la nariz en el lugar de una oreja.

–Ese Picasso es un caradura que se burla de la gente –afirma Omega.

–¡Tenemos que darle una lección! –sentencia Nada.

Lucha cubista en el atélier

Picasso acaba de mudarse a un estudio muy amplio, porque está pintando un cuadro gigante, de casi 8 metros de largo y 3 metros y medio de alto. El tema del cuadro es la guerra. Se inspira en un suceso real: el bombardeo de un pueblecito vasco llamado Guernica.

Así se titula el cuadro: Guernica.

“PICASSO GUERNICA”

Ilustración original de Brianda Fitz-James Stuart

200 €

SHOP NOW

Omega y Nada, sin prestar atención al pintor, se plantan delante del cuadro gigante y empiezan a toquetearlo.

Pablo Picasso les mira con cara de pocos amigos.

–Podéis borrar o manchar todo lo que queráis –les dice a los villanos–. No me importa. Sé que puedo volver a pintarlo todo cuando me apetezca. El Arte verdadero no está fuera, sino dentro de mí.

Omega y Nada dejan de hacer lo que están haciendo y se acercan al artista con cara de pocos amigos.

–¡Ah! ¿Queréis pelea? ¡Pues pelea vamos a tener! –exclama Picasso arremangándose su camisa blanca–. Pero será una pelea cubista.

El Arte transforma a las personas

Picasso esparce un poco de pintura blanca a su alrededor. Cuando la pintura entra en contacto con Omega, Nada y el propio pintor, los 3 se convierten en versiones cubistas de sí mismos.

Omega se transforma en un caballo con el cuerpo doblado sobre sí mismo. Los brazos de Nada se ponen rígidos y su cabeza gira 180 grados. A Picasso le crece la mano de pintar y los dedos se le hinchan como globos.

Los villanos no controlan las formas geométricas de sus nuevos cuerpos. Intentan golpear a Picasso con los puños y los pies, pero lo único que consiguen es hacerse daño. Nada recibe coces de Omega y Omega recibe sopapos de Nada. ¡Plaf, plaf!

“PICASSO”

Ilustración original de Brianda Fitz-James Stuart

80 €

SHOP NOW

Mientras tanto, riéndose a carcajadas, Picasso les dibuja con su manaza cubista.

–¡Devuélvenos nuestros cuerpos! –relincha Lord Omega.

–Prometemos no volverte a molestar –suplica Madame Omega.

–Ja, ja, ja… –se ríe el pintor.

Picasso sigue dibujándoles un buen rato. Cuando se siente satisfecho del resultado, deja que los villanos recuperen su forma original y se vayan por donde han venido.

–Au revoir.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada