Regalar arte a un niño en Navidad es una inversión de futuro por muchas razones. Nosotros hemos tratado de ordenarlas y razonarlas.

Por una parte, porque nos interesa mucho el tema. Y por otra, porque pensar en ello nos motiva para seguir trabajando en un territorio –el del arte para niños– repleto de posibilidades.

10 razones y 4 categorías

En este artículo encontraréis 10 buenas razones para regalar arte a un niño en Navidad. Estas 10 razones pueden ser agrupadas, a su vez, en 4 categorías distintas, dependiendo de la utilidad que queramos darle al regalo en sí. Ahí van las 4 categorías:

EDUCACIÓN Y FORMACIÓN

PERDURABILIDAD E INVERSIÓN

VALORES ARTÍSTICOS

AUTOESTIMA PERSONAL

Las 3 primeras categorías se entienden a la primera. La cuarta, mejor os la explicamos al final.

Jar of Treasures, de Susie Hammer. Serie limitada.

¿Te gusta? Visita nuestra SHOP.

La obra que encabeza este artículo es Los otros, de Carmen Segovia.

También encontrarás esta Serie limitada en nuestra SHOP.

El arte nos hace mejores personas

Regalar arte a un niño en Navidad significa apostar por su educación y su formación. El arte enseña, inspira y hace reflexionar. Teniendo en cuenta esto, ahí van nuestras 3 primeras razones:

RAZÓN #1: Quiero estimular su sensibilidad artística

En efecto, nada mejor que una obra de arte para poner en marcha el motorcito de la sensibilidad artística que todos llevamos dentro. El arte llama al arte. Si te gusta una obra de arte, seguro que te entrarán ganas de conocer más obras de arte parecidas (o totalmente distintas).

Se empieza por Vall Karsunke y se termina por El Bosco, pasando por Matisse, Warhol o Miu Mirambell.

RAZÓN #2: Quiero estimular su imaginación y su creatividad

Pues sí, el arte posee un interesantísimo efecto imitativo. Una obra de arte que nos guste mucho puede animarnos a coger un lápiz o un pincel. También nos invita a soñar despiertos, a buscar interpretaciones, a contarnos historias a nosotros mismos.

¿Qué querrá decir esta obra de arte? ¿Cómo podría yo expresar algo parecido? ¿Se puede decir Te quiero, mamá con un dibujo?

RAZÓN #3: Quiero estimular su pensamiento abstracto y su inteligencia emocional

Este punto está ligado al anterior. El arte nos plantea dilemas y nos ofrece soluciones. Dilemas que no se pueden tocar con las manos y soluciones que se construyen a partir de lo que sentimos. Cuanto antes aprendamos a convivir con estas emociones, mejor. De hecho, muchas veces, el arte puede llegar a ser la primera herramienta que nos ayude a expresar nuestras emociones. Y eso es valiosísimo.

Libretas de la colección Original Series by PLOM Gallery.

Dibujo original de Vall Karsunke.

¿Te gusta? Visita nuestra SHOP.

Allegretto, de Pep Brocal. Serie limitada.

¿Te gusta? Visita nuestra SHOP.

El arte es el regalo que más dura

Regalar arte a un niño en Navidad significa apostar por la perdurabilidad y la inversión a largo plazo. Las obras de arte se revalorizan con el tiempo, tanto a nivel emocional como comercial. Teniendo en cuenta esto, ahí van otras 3 razones impepinables:

RAZÓN #4: Quiero añadir un detalle artístico a su entorno más íntimo

La habitación de un niño es el lugar donde va a pasar más tiempo durante sus años de formación. Así pues, introducir obras de arte en este entorno, lo enriquece, añade valor. El arte que le regalamos a un niño es, en el 99 por ciento de los casos, bonito.

RAZÓN #5: Quiero que crezca descubriendo cosas nuevas en mi regalo

Las obras de arte crecen con nosotros, a la vez que nosotros. Se entienden mejor a medida que pasa el tiempo. Cada vez nos interesan más, porque descubrimos en ellas detalles que no habíamos visto antes.

RAZÓN #6: Quiero que mi regalo le dure toda la vida

Este es un detalle fundamental. Las obras de arte no se gastan. No funcionan con pilas. No pasan de moda. Al contrario, nos acompañan, forman parte de nuestra vida, se mudan con nosotros a otros domicilios. Y, si tenemos un poco de suerte, su valor en el mercado puede aumentar hasta el infinito y más allá.

Dominó Los Tres Cerditos.

Diseñado por Lluís Farrés para Paquita’s Toys.

¿Te gusta? Visita nuestra SHOP.

Bowie is Here, de Ana Truan.

Obra original de venta en nuestra SHOP.

El arte tiene superpoderes

Regalar arte a un niño en Navidad significa apostar por valores humanistas. Ser conscientes de la importancia que tienen la cultura y el arte en nuestra sociedad nos hace mejores personas. Teniendo en cuenta esto, ahí van 3 razones más:

RAZÓN #7: Quiero que empiece a familiarizarse con los conceptos de autoría y valor artístico

Las obras de arte están hechas por artistas, en unas épocas concretas y por unas razones concretas. Conocer a los artistas es valorar su trabajo. Por lo tanto, valorar el talento y la dedicación implica también estimular en nosotros mismos esas fortalezas de carácter.

RAZÓN #8: Quiero hacerle conocer artistas y obras de arte contemporáneo interesantes

En un mundo tan hiperconectado como el nuestro, cada vez resulta más difícil estar realmente informado de lo que se respira en el mundo del arte. Está bien saber quiénes eran Dalí o Goya, pero aún mejor es estar familiarizado con la obra de artistas que ahora mismo están en activo. El arte está vivo. No (sólo) es una pieza de museo.

RAZÓN #9: Quiero regalarle la primera pieza de una futura colección de arte

¿Por qué no? Nosotros le regalamos una primera obra de arte. Luego, le regalamos una segunda. Y una tercera… Poco a poco, el niño va entendiendo el valor que tienen las obras de arte y se interesa por ellas. No sé, mejor coleccionar arte que coleccionar ……………… (elige algo que tú consideres absurdo).

Puzzle Artists Parade.

Diseñado por Ingela P Arrhenius para OMM Design.

Corre a comprarlo a nuestra SHOP.

Super Man, de Cristina Borobia.

Obra original de venta en nuestra SHOP.

Regalar arte a un niño en Navidad sale a cuenta

Y llegamos a la décima y última razón. La más subjetiva de todas. La que al principio de este texto englobábamos en la categoría AUTOESTIMA PERSONAL.

¿De qué estamos hablando? Pues de esas ganas que tenemos todos de ser originales regalando algo. En resumen: que nuestros regalos se recuerden con cariño cuando pase el tiempo, que nos diferencien de los demás.

No es algo que digamos en voz alta, pero seguro que lo pensamos más de una vez…

RAZÓN #10: Quiero convertirme en ‘esa persona especial’

Ojo, regalar arte a un niño en Navidad supone tener que hacer frente a ciertas responsabilidades. De repente, podemos transformarnos en las personas favoritas de esos niños. Vamos a introducirles en un mundo maravilloso, el del arte. Y eso tiene consecuencias. Maravillosas consecuencias, por cierto.

Evidentemente, estas 10 razones no son todas las que existen. Hay muchas más. Descúbrelas tú mismo regalando arte a un niño esta Navidad.

Sudadera para niño o niña. Original Series by PLOM Gallery.

Dibujo original de Vall Karsunke.

¿Te gusta? Visita nuestra SHOP (o ven a verla a nuestra galería en la calle Sèneca 31, Barcelona).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.